15.9 C
Argentina
InicioDeportesDiego Valeri anunció que se va de Lanús con una emotiva carta,...

Diego Valeri anunció que se va de Lanús con una emotiva carta, pero no aclaró si se retira del fútbol

A los 36 años y cuatro meses después de haber regresado al club en el que se formó, con el que fue campeón en 2007, disputó 201 partidos y marcó 30 goles en tres ciclos, Diego Valeri se despidió de Lanús con una emotiva carta publicada en sus cuentas de Twitter e Instagram, aunque no confirmó si continuará jugando al fútbol profesionalmente.

En su texto de despedida, el mediocampista, uno de los futbolistas más destacados del semillero del Granate en las últimas dos décadas, recordó su primer día de entrenamiento con el plantel principal, cuando tenía 16 años. “Empezaba a hacer mi camino. Eso es lo más difícil: actuar de uno mismo. Lanús me enseñó a ser yo. Ni más que nadie ni menos. A levantarme cuando caía y a jugar con la frente en alto, pelota bajo la suela. Con nobleza”, sostuvo.

Pelusa se formó en las divisiones inferiores y debutó en Primera el 27 de septiembre de 2003, con solo 17 años, en el partido que el conjunto dirigido por Miguel Brindisi empató 1 a 1 con Vélez por la sexta fecha del Torneo Apertura de ese año (reemplazó a Javier Morales a los 39 minutos del segundo tiempo). Si bien jugó 10 años en el extranjero, Lanús fue el equipo de su vida y el único en el que se desempeñó en el país durante tres ciclos.

“Gracias por dejarme hacer historia dentro tuyo. Tu corazón es el mío. El corazón del barrio que me vio nacer y me prestó sus calles como potreros, los portones de sus fábricas como arcos y sus infinitos clubes de baby para conocer el fútbol en su esencia. La que intenté llevar con pasión hasta el último día”, destacó. Y añadió: “Sé que desde ahora estaré en el calor de sus memorias. Las memorias que ustedes elijan. Las hicimos juntos. Guardémoslas para siempre”.

Si bien Valeri tuvo participación durante los ciclos de Brindisi, Carlos Ramaciotti y Néstor Gorosito entre 2003 y 2005, su despegue se produjo de la mano de Ramón Cabrero, al punto que fue una de las piezas clave del equipo que le dio al Granate su primer título nacional en la máxima categoría: el Torneo Apertura 2007.

En julio de 2009, fue cedido a préstamo a Porto con una opción de compra de 6,7 millones de euros. Allí jugó una temporada, en la que ganó la Copa de Portugal, y luego se desempeñó seis meses en el Almería español antes de regresar a Lanús. Su segundo ciclo se extendió por dos años. En ese lapso también tuvo su chance en el seleccionado mayor: jugó tres amistosos como titular en 2011, durante el ciclo de Sergio Batista, frente a Venezuela (victoria 4 a 1), ante Ecuador (2 a 2) y contra Paraguay (triunfo 4 a 2). Con la sub-20 había disputado dos encuentros.

Diego Valeri se formó en las divisiones inferiores de Lanús, debutó en Primera a los 17 años y jugó 201 partidos con la casaca granate. (Foto: Maxi Failla)

Luego de un semestre relegado al banco por Guillermo Barros Schelotto, partió en enero de 2013 a Estados Unidos para jugar en Portland Timbers. Lo que inicialmente parecía una apuesta riesgosa terminó convirtiéndose en una experiencia destacadísima. Valeri jugó 309 partidos y marcó 100 goles en ocho años y medio, durante los cuales obtuvo la Copa MLS en 2015 y el torneo MLS is Back en 2020, fue distinguido como el Jugador Más Valioso de la liga en 2017 y se transformó en ídolo en la ciudad más poblada del estado de Oregon.

En enero de este año decidió pegar la vuelta. “Cuando sos grande te das cuenta de lo que sufren los que te acompañan. En un momento decís: ‘Bueno, paremos un poco, no queremos más esto’. Vivimos el fútbol con mucho estrés, con preocupación. Y no lo disfrutamos tanto. Eso es lo que queremos que se termine. Entonces ahora vamos a tomar las decisiones poniendo los proyectos familiares por delante”, justificó entonces en una entrevista con Clarín.

Diego Valeri construyó una notable carrera en Portland Timbers. (Foto: Steph Chambers / Getty Images / AFP)

En este tercer ciclo disputó 12 partidos y marcó un gol (frente a Rosario Central). Su última presentación fue el 25 de mayo, cuando Lanús le ganó 1 a 0 a Metropolitanos y logró la clasificación a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Esa noche en la Fortaleza recibió una camiseta enmarcada por haber llegado a 200 encuentros con la casaca granate, fue titular, asistió a Diego Braghieri en el único tanto del elenco dirigido por Jorge Almirón, fue reemplazado por Maximiliano González a los 15 minutos del segundo tiempo, fue llevado en andas por sus compañeros tras el encuentro y fue ovacionado por el público. Ocho días después, dijo adiós.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS