27 C
Argentina
InicioEconomíaLa fabricante de buses Agrale frena su producción por no poder pagar...

La fabricante de buses Agrale frena su producción por no poder pagar importaciones de autopartes

La fabricante de buses, camiones y tractores Agrale decidió paralizar por completo su producción a partir del mes que viene por no contar con los dólares necesarios para pagar las importaciones de autopartes. La empresa de origen brasileño tiene su fábrica en la localidad bonaerense de Mercedes, donde trabajan 100 operarios, y ya están en conversaciones con el Sindicato de Mecánicos (SMATA) para acordar el impacto que tendrá el freno a la producción en los empleados.

La noticia había sido comunicada por la empresa a sus proveedores hace ya una semana, pero en estos siete días la empresa reforzó sus gestiones tanto ante el Banco Central como con el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, e incluso con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, cuyo hermano de crianza es el actual intendente de Mercedes.

El día anterior, el titular de la Federación de la Madera contó que adelantó vacaciones en su empresa y dijo que hay otras 6 firmas en igual situación, en Misiones.

“Venimos haciendo todo tipo de gestiones desde que el Banco Central sacó la Comunicación “A” 7532, a fines de junio”, dijo a Clarín el ingeniero Ignacio Armendáriz, director comercial de Agrale Argentina. “Incluso contactamos a Martín Redrado para ver si nos podía contactar con alguien del Banco Central, y estamos en conversaciones con Ricardo Pignanelli, titular del Smata”, agregó.

-¿Tuvieron alguna respuesta?

-Hasta el momento no la tuvimos. Para que se dé una idea, durante la primera semana posterior a la resolución del Banco Central que prohíbe el acceso a los dólares, nosotros presentamos 35 pedidos de compras de dólares para pagar autopartes cuya importación ya había sido aprobada. De los 35 pedidos, sólo nos aprobaron 2.

-¿Paralizaron la producción?

-Todavía no, porque cuando salió esta restricción veníamos muy atrasados con los pedidos. De modo que ahora vamos a fabricar durante julio y parte de agosto para ponernos al día. Pero no estamos tomando nuevos pedidos ni facturando, en principio hasta fin de año, o hasta que se aclare el panorama.

Agrale es una empresa brasileña, propiedad de la familia Stédile, con sede en Caxias do Sul, en el estado de Río Grande del Sur. Tiene presencia comercial en la Argentina desde los años ’90, pero desde diciembre de 2007 funciona como terminal automotriz en el predio de la ex-IES, en Mercedes.

Es una terminal chica en comparación a las grandes multinacionales que integran ADEFA, pero desde su planta salen camiones chicos y medianos, tractores y sobre todo buses: es la segunda fabricante de chasis para buses del país, junto con Mercedes Benz.

La semana pasada la empresa envió una nota a sus proveedores donde les comunicó que a raíz de la decisión del Banco Central de extender a las terminales automotrices la restricción para venderles dólares “la posibilidad de Agrale Argentina SA de realizar pagos al exterior se ha visto fuertemente impactada, incluso para realizar pagos correspondientes a importaciones que ya han sido recibidas en nuestra planta productiva y con fecha de pago vencida”.

En la nota detallaron que venían “en contacto” con varios organismos, públicos y privados, y también a través del Banco Santander, que es el operador a través del cual tramitan con el Banco Central la compra de dólares para pagar las importaciones.

“En este marco y ante la falta de respuestas oficiales no estamos en condiciones de programar correctamente los próximos meses. Dicha incertidumbre sumada a la falta de componentes que veníamos sufriendo y esta medida no ha hecho más que acentuar, nos ha obligado a llevar a 0 (cero) nuestra programación hasta fin de año hasta tanto recibamos mayor claridad sobre cómo debemos actuar, qué es lo que podemos realmente proyectar, en este nuevo contexto”, agregó la nota, que no descarta retomar la producción. “Nuestra intención es retomar la producción lo antes posible y dependeremos en gran medida de los tiempos de las autoridades y luego de nuestra red de suministros para volver a poner la cadena en acción”, agregó la nota.

-¿Por lo que dice la nota, no es que les faltan ventas ni les faltan pesos, no?

Los pesos nos sobran, y la actividad venía realmente bien, estábamos poniéndonos al día luego de las caídas de 2020 y 2021. Pero somos una ensambladora, con 50% de componentes importados. Motores y cajas de transmisión vienen de Brasil y Estados Unidos. Sin esos componentes, no podemos seguir produciendo.

Desde el Banco Central dijeron que el jueves recibirán a las autoridades de Agrale “para interiorizarse de la situación productiva” y aseguraron que “la empresa no hizo ninguna presentación ante el BCRA sobre su situación”. Además, desde la autoridad monetaria intentaron restar trascendencia a lo que la empresa había expresado ante sus proveedores.

 Desde el BCRA también dijeron que están en contacto con los madereros de FAIMA, por la paralización de actividad en el Noreste. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS

El amigo de todos

NOTICIAS RELACIONADAS