8.5 C
Argentina
InicioEspectáculosLa verdad, contada como una comedia, por Cande Vetrano, Tomás Fonzi, Mery...

La verdad, contada como una comedia, por Cande Vetrano, Tomás Fonzi, Mery del Cerro y Cachete Sierra

Candela Vetrano (30), Agustín Cachete Sierra (31), Mery Del Cerro (37) y Tomás Fonzi (40), dirigidos por Ciro Zorzoli, son los protagonistas de La verdad, una obra que interpela a sus personajes sobre esta cuestión, que aunque podrían debatirse en tono filosófico, en esta puesta se resuelven con mucho humor.

¿Existe la verdad? ¿Hay que decir siempre la verdad? Algunos interrogantes se abren en torno a ese sustantivo abstracto, pero que nos pone en jaque frente a situaciones bien concretas. Y si se trata de relaciones de pareja e infidelidades, la verdad se vuelve peligrosa.

Estos cuatro jóvenes actores desbordan entusiasmo frente al desafío de una nueva versión de La verdad, la comedia del francés Florian Zeller, producida por RGB Entertainment -con Gustavo Yankelevich a la cabeza-, que debutó el viernes 17 de junio en el nuevo Teatro El Politeama.

Cande Vetrano, Agustín Sierra, Tomás Fonzi y Mery del Cerro, protagonistas de “La verdad”. Foto Juan Manuel Foglia

Con ustedes, los intérpretes

“Mi personaje es Martín, un mentiroso compulsivo, manipulador. Es pareja de Julieta (el personaje de Mery). Tomás hace de Lorenzo, mi mejor amigo, que está en pareja con Ana (el papel de Candela) y mi personaje está involucrado con ella en una historia paralela”, anticipa Agustín Sierra. Las historias se entrelazan, los sentimientos se confunden, la verdad se esconde y las apariencias engañan

-¿Vieron la versión anterior de esta obra, que se hizo en 2019-2020?

Agustín: Cuando supimos que la íbamos a hacer, la vimos una vez por video. Y después, nos prohibieron volver a verla, para que no copiemos ningún tipo de actuación.

Tomás: La intención de nuestro director fue mostrarnos el sistema de la puesta. Porque tiene toda una coreografía de trastos y de escenografía, con una coordinación muy precisa, que se mantuvo con respecto a la versión anterior. Pero el resto de la obra, actoralmente, la montó Zorzoli desde cero.

Mery: Y eso está buenísimo, porque si bien es la misma obra, con el mismo texto, es interesante que sea diferente.

“La verdad” tiene nuevo elenco con Agustín Sierra, Mery del Cerro, Tomás Fonzi y Cande Vetrano. Foto Juan Manuel Foglia

Candela: Además, somos un elenco más joven y eso también propone cambios.

Obra adaptada a los tiempos que corren

Los mismos personajes, las mismas situaciones y coqueteos con la verdad y la mentira; pero con un lenguaje adaptado a las edades de los nuevos protagonistas y algunos guiños a los tiempos que corren.

Las palabras amante o cornudo quedaron viejas”, acota Candela. “Ahora decimos ´mi compañera´”, pone Tomás por ejemplo. También aparece algo de lenguaje inclusivo. “Yo lo uso en un momento, pero no sé si ahora me van a multar por eso…”, bromea Agustín.

“La verdad” es una comedia con Mery del Cerro, Tomás Fonzi, Cande Vetrano y Agustín Sierra. Foto Juan Manuel Foglia

“Vivimos un cambio de paradigma de las relaciones amorosas”, reflexiona Tomás y todos asienten. Son parte de una generación que tiene “otra cabeza” frente a la diversidad en la manera de abordar los vínculos afectivos. Y creen que van a aportarle frescura a la puesta.

-¿Qué plantea la obra?

Candela: Hasta qué punto está buena la honestidad y cuáles son las complicaciones de decir la verdad. Le saca un poco de buena fama a la verdad y te hace pensar.

Agustín: No sólo en cuanto a los vínculos de pareja, sino también de amistad. Desde el humor y no desde el drama. Es divertido ver cómo una persona cree que se las sabe todas y al final de la obra vemos que no es tan así. Creo que todos los que vengan a vernos se van a sentir identificados en algún momento, además de reírse.

Mery: Es una comedia que pueden ver grupos de amigos y amigas, parejas, familias. Invita a todo el mundo. El tema de decir o no la verdad implica también la idea de cuidar a la otra persona para no lastimarla, sea cual sea el vínculo que tenés con ella.

Tomás: Es una obra muy inteligentemente escrita; cada texto y cada movimiento son funcionales a lo que viene después. Y mantiene todo el tiempo al espectador con la incertidumbre de cuál es la verdad. Cuando te convence de una verdad, descubrís que es todo lo contrario.

Mery del Cerro, Tomás Fonzi, Cande Vetrano y Cachete Sierra, los protagonistas de “La verdad”. Foto Juan Manuel Foglia

El humor, un remedio infalible

-¿Todo está contado desde el humor?

Mery: Sí, claro, es una comedia. Una re-comedia.

Agustín: Podríamos hacerla como un drama; pero la idea de esta obra es reírse. Es una puesta vertiginosa.

Tomás: La risa hace bien. Y acá la risa proviene de la incomodidad o de sentirse interpelado y te reís como vía de escape.

Mery del Cerro, Tomás Fonzi, Cande Vetrano y Cachete Sierra hacen la nueva versión de “La verdad”. Foto Juan Manuel Foglia

Entonces, entre que nada es lo que parece y la velocidad de las escenas, “cuando termine la obra, el público va a pensar que tiene que venir otra vez, y verla desde cero con todo lo que ahora sabe”, dice Tomás.

Y además de reírse mucho, los espectadores saldrán con algunas preguntas. “¿Qué es la verdad? Existen hechos, pero no verdades. No hay una verdad absoluta”, reflexiona Candela. “Es un tema que abre un mundo amplio para explorar”, agrega Agustín.

Tres ex Casi Ángeles se reencontraron para hacer La verdad. Se conocen desde niños y ahora, junto a Fonzi, buscarán conquistar a públicos de todas las edades. “Me parece que los jóvenes que vengan a vernos se van a enfrentar a algo distinto de lo que imaginan”, piensa Candela.

“Tal vez crean que se trata de una comedia básica y se van a sorprender con algo más profundo, que los va a invitar a reflexionar”, agrega Mery. “De hecho la comedia no se trata de tirar chistes, sino que el humor surge en las situaciones entre los personajes y en el recorrido de la historia”, completa Agustín.

“Esta obra ya se estrenó con otro elenco y funcionó. Y el público que ya la vio tal vez quiera venir a ver cómo la hacemos nosotros y además, podemos sumar un público más joven. Creo que va a haber un mix”, agrega el actor.

Abandonaron otros proyectos e hicieron malabares para conciliar trabajo y familia (Mery tiene dos nenas chiquitas; Tomás también es padre de dos hijos), porque “la verdad” es que tienen enormes deseos de hacer esta pieza.

La versión anterior y el nuevo teatro

Jorgelina Aruzzi y Juan Minujín, en la versión que protagonizaron de “La verdad”, en el Paseo La Plaza

Antes de la pandemia, Juan Minujín, Héctor Díaz, Jorgelina Aruzzi y Valeria Lois -también bajo la dirección de Ciro Zorzoli-, ponían en escena La verdad; lo hacían en el Paseo La Plaza.

Con el estreno de La verdad, se inauguró el nuevo teatro Politeama (Av. Corrientes 1490), con capacidad para 700 espectadores. Se trata de una sala que se abrió por primera vez en 1879 y fue demolida en 1958. Juan José Campanella, reconocido cineasta, lo volvió a abrir.

“El nos agradece a nosotros que estrenemos su teatro”, cuenta conmovido Agustín Sierra sobre las palabras que les dijo el director de El secreto de sus ojos, entre otros tantos títulos. Habrá funciones de miércoles a domingos.

Ex-Casi Ángeles

“Entre nosotros hay muy buena onda, muy buena vibra”, expresa Mery del Cerro. De los cuatro, tres fueron compañeros en la tele, cuando daban sus primeros pasos en la actuación. Se conocieron en Casi Ángeles, la telenovela juvenil de Cris Morena que Telefe emitió entre 2007 y 2010, y ahora compartirán el escenario con La verdad.

“Nunca nos habíamos reencontrado los tres”, dice Candela Vetrano. “No habíamos vuelto a laburar juntos”, agrega Mery. “Hay gente que creció con nosotros y tiene nuestra edad”, explica Agustín Sierra sobre un potencial público para esta obra que están por estrenar.

“Fue un reencuentro natural, como con un amigo que no ves hace mucho tiempo”, resume Candela. Agustín concluye: “Y sumalo a Tomás Fonzi, que es todo lo que está bien”.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS