14.2 C
Argentina
InicioEspectáculosPor qué no hay que perderse la serie Balenciaga: delicadezas del amigo...

Por qué no hay que perderse la serie Balenciaga: delicadezas del amigo y enemigo de Coco Chanel

Noticias y curiosidades del mundo

Puntadas, pespuntes, hilvanes, bordados. Elogio de la sutileza, de la exquisitez, del detalle, de la simetría. El ojo en la belleza de lo imperceptible, en la mano que confecciona la obra de arte. No será El tiempo entre costuras, pero se le parece: una serie española dramática sobre el delicado y a la vez brutal universo de la moda.

Cristóbal Balenciaga (Star+), la ficción biográfica sobre el legendario diseñador y fundador de la marca homónima, invita al juego de la perfección y la obsesión, esa trampa de la que no se sale ileso. Está pensada como un oasis de elegancia, con planos impecables y una fotografía encantadora, pero no se sale del manual de la meticulosidad y termina siendo un producto sin riesgo.

Hijo de un pescador y una costurera, el español Cristóbal (en una gran interpretación de Alberto San Juan), viaja a París, centro de la alta costura, para desarrollarse en la actividad en la que será maestro. Tendrá encuentros y desencuentros con Coco Chanel, la mujer que influenciará en la dirección de su pulso.

El recurso para narrar en dos tiempos se apoya en una entrevista periodística, la de la prestigiosa británica Prudence Glynn (Gemma Whelan), quien lo convence sobre el final de su vida para repasar su biografía. En un principio el hermético Balenciaga se rehúsa a que graben su voz, pero accede y se suelta. Tal es la fijación del modisto con la perfección que es capaz de arrancar la manga «torcida» de la periodista para volver a unirla armónicamente.

La huída de la Guerra Civil española, el lento ascenso, las musas, la primera colección en la Maison Balenciaga y la consagración se entremezclan con ese costado privado que Balenciaga siempre protegió, el de su pareja Wladzio D´Attainville, sombrerero y socio (Thomas Coumans). También se hace foco en las dificultades durante la ocupación nazi y en el gran interrogante de muchos: ¿Colaboracionismo de Balenciaga o instinto de supervivencia ante el nazismo?

Más allá de la curva narrativa desde el comienzo de un sueño a la concreción y el retiro, en los seis episodios se disfruta el pormenor, la austeridad de la prenda como bandera y la pequeñez que construye ese universo de géneros que flotan y modelan cuerpos.

Los coqueteos con Givenchy, la competencia con Dior, el «puñal» de su apreciada Chanel, el ocaso ante el potente Yves Saint Laurent… Nombres y mitos se entrecruzan. Ningún amante de la moda debería pasar por alto esta narración que documenta la evolución y la extinción de un modo de vestir y de vivir.

Los socios de Cristóbal Balenciaga.Los socios de Cristóbal Balenciaga.Un páramo de sofisticación y belleza en poco más de cuatro horas, mientras repensamos la noción de alta costura aplicado al servicio de las clases dominantes.

Con una excelente recreación de época, la historia refuerza esa idea de hombre bajo una coraza, enigmático y nacido para complacer a cierto estrato. Tal vez sea un objetivo de los guionistas, o tal vez un defecto: a Cristóbal, el rey de la disciplina, se lo siente un personaje distante, a veces sin profundidad emocional.

El caballero al que Chanel definió como verdadero costurero («los demás sólo somos diseñadores de moda»), el mismo que se resistía a la «vulgarización del mundo» nos dejó en 1972 sin imaginar en lo que podía convertirse esa firma fundada en 1919. Se esfumó del mercado bajo su propia ley, preso de su visión: si la alta costura moría bajo las garras del Prêt-à-porter, ya nada tenía él por hacer.

El hombre que vestía a las damas más delicadas.El hombre que vestía a las damas más delicadas.La irrupción del mercado de las copias ilegales, el reinado del poliéster y la confección en serie destruyeron un universo, pero no pudieron con una idea poética: «El aire entre el cuerpo y el vestido». Balenciaga no supo acoplarse a un nuevo paradigma y, sin embargo, no se extinguió, resucita como concepto. Esta historia le hace justicia.

Ficha

Calificación: Buena

Género: Drama. Dirección y creación: Jon Garaño, Aitor Arregi y otros. Protagonistas: Alberto San Juan, Josean Bengoetxea, Thomas Coumans. Emisión: 6 episodios por Star+

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS