27 C
Argentina
InicioPolíticaHéctor Daer: "La llegada de Massa es buena porque se necesita mucha...

Héctor Daer: “La llegada de Massa es buena porque se necesita mucha valentía para luchar contra la inflación”

¿Cómo evalúa hoy la CGT el escenario económico y social del país?

Tiene un actor fundamental que es el proceso inflacionario, que erosiona a quienes tenemos ingresos fijos y también complican la economía. Esto tiene una arista que afecta el tejido social. En el caso de los trabajadores tenemos la revisión paritaria y hay un compromiso por parte del Gobierno de que los salarios tienen que superar a la inflación. 

¿Y si la inflación supera el 70%, el 80%, los aumentos salariales van a estar por encima del 70% o el 80%?

No tengas dudas. Vamos a tener aumentos salariales que no estén por debajo de la inflación. Ahora el objetivo fundamental del proceso político que se está configurando en estas horas tiene que ir por sobre todas las cosas hacia metas inflacionarias mucho más bajas. No hay ninguna posibilidad de resolver las cuestiones económicas sin la decisión política de encaminar nuestro país hacia esos horizontes.

¿Qué pasó hasta ahora, no hubo decisión política?

Hasta ahora tuvimos un endeudamiento que había que resolver, una irresponsabilidad grandísima del gobierno anterior, y la realidad es que si no se resolvía eso era imposible pensar la viabilidad del país. Este año había que pagar 18.000 millones de dólares, nos agarró la pandemia y la guerra Rusia-Ucrania distorsionó toda la macroeconomía del mundo. Con esa realidad tenemos que encontrar ideas claras de cómo plantearse una estrategia concreta de baja de inflación y de desarrollo productivo. Para esto hace falta mucho volumen político.

Entrevista cara a cara con Héctor Daer titular de la CGT. Foto Lucía Merle

¿Por qué falta volumen político?

Porque los matices en el oficialismo fueron impidiendo concretar una salida común y que la oposición se pare en un balcón para ver pasar el desarrollo de un momento crítico tampoco le hace bien a nadie, ni a la economía ni al país. Hay que construir ese volumen político y la iniciativa la tiene que tener el Presidente.

Pero la aceleración inflacionaria no se puede atribuir solo a la Guerra…

Es multicausal. Nadie puede adjudicar en un país que hace años que tiene un proceso inflacionario que una guerra que se inició hace 4 meses es la que nos pone a todos en esto. Pero la realidad es que salimos de la pandemia con un mundo demandando bienes y sin oferta de bienes, y a todo eso se suma la inercia inflacionaria y las dificultades que tenemos con escasas reservas y la perspectiva devaluatoria de muchos sectores. Esto también replica en los precios. Es multicausal el proceso inflacionario pero es un tema fundamental a encarar.

Y ¿por qué el gobierno no la puede resolver?

Siempre había un mojón que fue primero acordar con los bonistas y después arreglar con el FMI, luego devino la renuncia de Guzmán y todas estas semanas del tembleque de la macroeconomía y la presión devaluatoria que fue grandísima. Lo que hace falta es generar previsibilidad. Estamos en un momento bisagra con la posibilidad de concentrar políticamente la toma de decisiones y que eso también genere un marco de certidumbre y permita una salida diferente a la que estamos transitando.

¿Y quienes están detrás de esa presión devaluatoria que denuncia?

Tienen varios actores. Primero sectores políticos.

¿Qué sectores?

Sectores de la oposición política que hoy creen que tienen comprada la elección de 2023 y te dicen que si tiene que haber un shock devaluatorio con suba de tarifas y demás, que le toque a este gobierno, la crisis social derivada también. Por otro lado sectores financieros que tienen la potestad en un mercado muy pequeño de ubicar una paridad cambiaria y después los sectores del campo, y no hablo contra los productores del campo pero si contra los que definen la comercialización de granos. A Alfonsín le retiraron todas las ventas y le generaron un proceso hiperinflacionario y se tuvo que ir antes de terminar su mandato.

¿Lo mismo le están haciendo a Alberto?

La realidad económica es distinta porque, pese al proceso inflacionario, la economía funciona aún con los tropiezos que genera la falta de dólares para ese crecimiento. 

La CGT anunció una marcha para el 17 de agosto, algunos dicen que es una movilización contra nadie…

Y qué problema para los analistas que alguien esté en favor de encontrar un camino en favor de la Patria y que no sea contra nadie no.

¿Acepta que es una movilización contra nadie?

No lo acepto porque no lo es y en el documento se van a asignar responsabilidades de los momentos que estamos viviendo. Acá algunos libremente se plantean el shock devaluatorio con esta dicotomía de o la haces vos o la hace el mercado.  Eso para los argentinos todos es algo inaceptable.

¿Entonces si la CGT escala en una medida contra el Gobierno, sería funcional a quienes especulan?

Creo que sí, no tengas dudas. En algunas editoriales se dice que si estuviera Macri, De la Rúa o quien fuera le hubiéramos hecho un montón de paros. No es lo mismo un gobierno que endeuda al país que uno que desendeuda, no es lo mismo un gobierno que en el peor momento de una tragedia sanitaria prohibió los despidos, puso el ATP que fue garantía de que las empresas sigan funcionando pero con los trabajadores adentro que uno que te decía esta empresa perdió competitividad y no tiene razón de ser. Entonces no es la misma evaluación. Que es crítica la situación no tengas dudas, pero creemos firmemente que tiene que haber una posición clara en derrotar la inflación.

Pero los movimientos sociales si están en la calle y aún aquellos más cercanos al oficialismo.

Dentro de los movimientos sociales hay también diferencias. No es un tema de quien marcha y quien no, no está mal que se visibilicen los reclamos en los momentos tan críticos que vivimos porque hay sectores que la están pasando muy mal.

Y hay trabajadores tambien representados por gremios de la CGT que la están pasando muy mal con salarios por debajo de la línea de pobreza.

Por supuesto y por eso decimos que queremos paritarias libres y si eso no alcanza, seguramente las revisiones que vienen serán también las que recompongan su situación. Pero no vemos que la solución sea una movilización contra el Gobierno bajo ningún punto de vista. Nos podemos movilizar contra el Gobierno pero las condiciones de la macroeconomía no van a cambiar si no es con decisiones políticas que si estamos pidiendo. Acá no se trata de quien moviliza más o menos gente. Que hay sectores que nos criticaron toda la vida por hacer un paro y hoy pretenden que paremos, eso es seguro, porque también la ilusión del 2023 de algunos les genera esto de incentivar la conflictividad para debilitar al Gobierno. 

Pablo Moyano parece expresar una posición diferente. Se cortó solo y armó su propio acto de homenaje a Evita por fuera de la CGT.

No se cortó solo. Ellos anunciaron en el consejo directivo que habían comprometido su presencia en otro acto. Fue una lástima que no podamos estar todos juntos.

Pero él plantea algunas cuestiones diferentes.

Son miradas y matices que se pueden tener. La CGT es un colectivo donde tiene un consejo directivo muy amplio porque por primera vez están representados absolutamente todos los sectores y lo que hay que lograr es sintetizar esas posiciones.

¿No hay riesgo de fisuras o rupturas?

Bajo ningún punto de vista. Todos comprendimos que tenemos que trabajar en un camino común para construir solidez desde el movimiento obrero para defender nuestros intereses y tener la incidencia en el proyecto de país que queremos.

Entrevista cara a cara con Héctor Daer titular de la CGT. Foto Lucía Merle

¿Que significa el desembarco de Massa en el Gobierno?

Massa es un compañero con un conocimiento de la función pública muy importante, que tiene muchísimos contactos, que es muy respetado por los diversos sectores políticos. En estos momentos definitorios que Massa se sume al Gobierno es muy bueno y especialmente viendo el acompañamiento que tiene del peronismo, como los gobernadores e intendentes. Es una buena llegada en un momento donde se necesita mucha valentía para luchar contra la inflación, para elaborar un plan antiinflacionario que no pase por agudizar la crisis social ni hundir más a los más vulnerables y acompasado con un proyecto de país productivo y de desarrollo.

¿La clave es el respaldo político que tiene?

Más allá las personas, me parece que Massa tranquilamente manifiesta un horizonte claro hacia donde ir.

¿Reúne el respaldo de todo la coalición para llevar adelante ese plan?

Creo que de esto salimos por arriba con más consenso que el FdT y me parece que hay relaciones radiales que tiene Massa que pueden conducirnos a consolidar ese proceso y que el Presidente tenga la posibilidad de relanzar el gobierno con perspectivas claras. 

¿Una figura no termina desdibujando al Presidente?

Creo que no. El Presidente es el Presidente. Por supuesto que esto amerita que estas decisiones vayan consensuadas y vayan con el apoyo, con el empuje de la Vicepresidenta.

¿Cómo evalúa el rol de Cristina todo este tiempo?

Cristina es la persona con mayor peso político dentro de la coalición gobernante. Marcó matices de formas que a mi no me gustan que se hubieran marcado. No me gustaron las formas. Y creo que faltó un lugar de debate, tener espacios de debate donde consensuemos hacia donde ir y a partir de ahí establecer la defensa de la gestión. La posibilidad de que el Presidente y la Vicepresidenta hubieran tenido en su intimidad o la intimidad de una mesa donde se debatan todas estas cosas hubiera sido lo más saludable. En el medio hay diferencias de acumulación de poder que no se pueden negar pero esas diferencias no nos pueden llevar a no ver el momento que estamos viviendo.

¿Cree que Cristina en algún momento no vio eso?

Cuando evaluás el diagnóstico de la situación podes decir esto es consecuencia de tal cosa o tal otra. Hay veces que no se comparte el diagnóstico ni el remedio. Y en esto hay que hacer todos los esfuerzos para solucionar el tema.

¿Qué piensa de quienes alientan la reelección de Alberto Fernández?

Para que se de eso Alberto tiene que terminar su mandato en forma exitosa o si no el peronismo resolverá cual es el mejor candidato llegado el momento. Pero de acá al 2023 falta poco en días y una eternidad en política. Queda mucho para transitar y no estar hablando del 2023. Creo que hay un gran abanico de candidatos.

Y ahora también se anota Massa.

Por supuesto. Massa siempre tiene esa potencialidad también.

Ni saqueos, ni sangre y diferencias con el salario básico universal

Héctor Daer reconoce las dificultades que enfrentan los sectores más vulnerables en la actual coyuntura económica y social. Pero rechaza en forma tajante las advertencias de algunos dirigentes sociales como Juan Grabois, que alertan sobre la posibilidad inminente de una agudización del escenario con saqueos y violencia social.

“No me parece que estemos en una situación bajo ningún punto de vista ni de llegar a la sangre, que me parece que es algo que lo tenemos que desterrar como principio fundamental los argentinos después de la historia que hemos vivido, y por supuesto no veo condiciones para que aparezca una guerra de pobres contra pobres donde los saqueos generen esta circunstancia”, enfatizó el co-titular de la CGT.

Pensar en saquear al almacenero, al chino de la esquina es una verdadera locura“, reprochó el dirigente sindical y consideró que si bien el momento es crítico “el Gobierno está tomando nota y anunció el pago de un bono” de $ 11.000 para los más de 1,2 millones de beneficiarios del plan Potenciar Trabajo.

Entrevista cara a cara con Héctor Daer titular de la CGT. Foto Lucía Merle

-¿Comparte el pedido de Grabois por la creación de un salario básico universal?, preguntó Clarin.

“No podemos resignar el paradigma del pleno empleo, esto lo cambió la dictadura que nos dijo que había un pedazo de la población chiquito que había que mantener, pero que quedaban afuera porque nos abríamos al mundo, y hoy eso se amplió muchísimo. El Estado tiene que asistir a todos los sectores que permanecen vulnerables socialmente, pero creo que no podemos hablar de un salario sin que el asalariado sea un trabajador. Me parece que trabajo y empleo tiene que ser el paradigma de nuestro país.

-Pero en el mientras tanto hay sectores que la están pasando muy mal…

“Transiciones seguramente hay que tener, en la transición el Estado tiene que estar presente. Pero nuestra definición es que siempre hay que tender al empleo. No se puede hablar de salario sin que el asalariado sea un trabajador.

Por otra parte, el referente de la conducción de la CGT ratificó el acuerdo alcanzado con el Gobierno y los sectores empresarios para convocar durante el mes de agosto al Consejo del Salario con el objetivo de discutir un nuevo incremento del salario mínimo, vital y móvil, que desde el mes próximo alcanzará a $ 47.850, y es la principal referencia del monto de los planes sociales, que representan la mitad de ese valor.

La central obrera tiene previsto consensuar en los próximos días el reclamo de aumento que llevará a la mesa de negociaciones y que estará en línea con las subas por encima del 60% acordadas en las paritarias del sector privado.

El último aumento del salario mínimo se estableció en marzo pasado. Entonces se acordó una suba de 45% en 4 tramos que terminaban de aplicarse en diciembre. Por la presión del kirchnerismo el Ministerio de Trabajo adelantó los tramos del aumento a agosto y fijó una nueva negociación desde el próximo mes para discutir el incremento que regirá en el piso salarial hasta fin de año.

Itinerario

Nació en el barrio de Lugano el 30 de octubre de 1961. Está casado, tiene dos hijos y siete nietos. Se recibió de técnico electromecánico en el secundario y estudió las carreras de Ingeniería y Derecho, pero no las terminó. Comenzó su militancia sindical cuando trabajaba en un laboratorio. Primero fue delegado de los trabajadores de su empresa, luego secretario gremial del Sindicato de Trabajadores de las Sanidad de Argentina (ATSA) y desde 2004 secretario general del gremio. Entre 2013 y 2017 fue diputado nacional electo por el partido de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires. A nivel internacional es presidente desde 2018 de la rama americana del Sindicato Global UNI, que reúne a los sindicatos de trabajadores de servicios de todo el mundo. En 2016 fue elegido como uno de los miembros del triunvirato de conducción de la CGT. Y fue reelecto en el cargo en 2021, donde comparte la toma de decisiones con Pablo Moyano y Carlos Acuña.

Al toque

Un proyecto

Lograr de la CGT un instituto de pensamiento desde los trabajadores

Un sueño

Una sociedad más justa

Un recuerdo

El día que secuestraron a mi hermano

Un líder

Juan Perón

Un prócer

San Martín

Una comida

Asado

Una bebida

El mate y el malbec

Una persona a la que admire

Carlos West Ocampo

Un placer

Leer y escribir

Una película

Solos en la Madrugada

Un serie

Fauda. Pero no veo muchas series

Un libro

Cualquiera de historia

Un lugar en el mundo

Argentina, sin dudas

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS