15.9 C
Argentina
InicioPolíticaLa intimidad de la cumbre: calor agobiante, sin corbatas ni carne y...

La intimidad de la cumbre: calor agobiante, sin corbatas ni carne y al lado de Boris Johnson

Alberto Fernández repasó los últimos detalles de su discurso por la mañana en su habitación del hotel en Múnich junto al canciller Santiago Cafiero y al titular de Diputados Sergio Massa.

Llegó cerca del mediodía en helicóptero junto a su reducida comitiva y a la delegación de Senegal, otro de los países invitados. Fue el quinto orador de la jornada. Lo recibió el canciller alemán Olaf Scholz, que dispuso que los controles -muy severos en en las cercanías del palacio de principios de siglo que hoy funciona como un exclusivo hotel, fueran más laxos adentro, para que las diferentes comitivas puedan interactuar entre sí.

El protocolo también permitió que los líderes y sus acompañantes circularan sin corbata por el calor agobiante del verano bávaro -28 grados, que se sufren- potenciado por la falta de aires acondicionados y ventiladores para ahorrar energía.

Foto de familia del G-7. Alberto Fernández, rodeado por Biden y Johnson.

El mandatario, que por la tarde volverá a dar un nuevo discurso, solo podía ser acompañado durante al plenario por un funcionario. A diferencia de la Cumbre de las Américas de Los Angeles, donde privilegió a Sergio Massa, esta vez optó por la alternativa natural: Cafiero, que ingresó junto al traductor oficial Walter Kerr, que ya lleva dos décadas en su cargo -habla 7 idiomas- y guarda miles de secretos que nunca revelará.

Durante la espera, el presidente de Diputados tuvo tiempo para hablar con una radio argentina, aunque evitó -como en las últimas 48 horas- definiciones de política local. 

A la hora de la foto familia, el Presidente quedó flanqueado por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y de Boris Johnson, con quien mantendrá una bilateral dentro de pocas horas. Dentro del plenario, también le tocó sentarse al lado del primer primer ministro británico. Ya se habían cruzado y saludo con afecto en el G-20. Fernández también cruzó saludos y sonrisas con el canadiense Justin Trudeau.

La Cumbre de líderes se declara eco-friendly por lo que no hay carnes, a pesar de que Alemania es uno de los principales países productores y consumidores de cerdo en el mundo. A la hora del almuerzo podría haber unas pocas excepciones. Los jugos naturales también son de productores locales; que gozan del subsidio local en detrimento de las exportaciones argentinas.

El almuerzo, antes de la segunda reunión plenaria, se extendió 30 minutos más de la cuenta. Fernández será el segundo orador de la tarde; al mediodía había sido el primero.

Enviado Especial a Garmisch, Alemania. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS