16 C
Argentina
InicioSociedadCrimen de Lucio Dupuy en La Pampa: el juicio ya tiene fecha...

Crimen de Lucio Dupuy en La Pampa: el juicio ya tiene fecha y será a puertas cerradas

El juicio por el crimen de Lucio Dupuy (5 años) por el que están acusadas su madre Magdalena “Magui” Espósito Valenti (25) y su pareja Abigail Páez (28) ya tiene fecha: empezará el 10 de noviembre de este año. Las audiencias serán a puertas cerradas.

Por ahora hay audiencias programadas hasta el 22 de diciembre aunque podrían extenderse si los testimonios son extensos. Será en Santa Rosa, donde el nene fue asesinado el 26 de noviembre de 2021.

Hace dos semanas se realizó la audiencia de presentación de pruebas. Declararán unos 80 testigos durante esas jornadas. El juez de control Daniel Ralli admitió la acusación por homicidio agravado por el vínculo, ensañamiento, alevosía y por odio de género, con el delito de abuso sexual agravado.

Abigail Páez y Magdalena Espósito Valenti, detenidas por el crimen de Lucio (5), hijo de esta última.

El tribunal lo integran los jueces Aníbal Olié, Alejandra Ongaro y Daniel Sáez Zamora. La sentencia se conocería a fin de año.

El crimen de Lucio

Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Páez, están acusadas del asesinato de Lucio, el chico de 5 años, hijo de la primera, muerto a golpes la noche del viernes 26 de noviembre de 2021 en Santa Rosa.

Espósito Valenti, de 25 años, está acusada por “homicidio triplemente calificado por el vínculo y con ensañamiento y alevosía” y “abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal”, triplemente agravado por ser la guardadora.

Lucio Dupuy tenía 5 años cuando fue, asesinado en La Pampa.

Abigail Páez, de 28, está imputada por “homicidio doblemente agravado” (por saña y alevosía) y “abuso sexual agravado”. Ambas están presas desde el día del crimen. Fueron trasladadas a una semana del hecho al  Complejo Penitenciario I de San Luis.

El abuelo de Lucio, Ramón Dupuy, compartió chats entre Magui Espósito y Abigail Páez que revelarían que “tenían planeado matarlo, desde el primer día que se lo llevaron”.

Primero Lucio estuvo al cuidado de una tía paterna (vivió en General Pico), en un contexto de litigio legal entre la madre y el padre del menor, Christian, y mientras ella se fue de viaje con su novia.

Hubo marchas y manifestaciones para pedir justicia por Lucio Dupuy luego de que su crimen movilizara a la sociedad pampeana. Foto: Rolando Andrade

Pero cuando empezó la pandemia, la madre pidió terminar con esa tutela y ejercer la patria potestad. Allí la familia Dupuy veía al nene por videollamadas.

La familia -como querellante- pedirá una pena máxima, de prisión perpetua.

Lucio fue asesinado el viernes 26 de noviembre de 2021. Esa noche, poco antes de las 21.30, Abigail Páez llegó cargando en sus hombros a Lucio hasta la posta sanitaria del barrio Río Atuel, a 150 metros de su casa. Ella había quedado sola con el chico porque la madre, a esa hora, había ido a trabajar a un restaurante.

Abigail Páez y Magdalena Espósito Valenti podrían recibir una pena de prisión perpetua.

Como la posta estaba cerrada, cruzó la calle hacia la comisaría del lugar. Pero los policías, al ver el estado en el que estaba el chico, que convulsionaba, no quisieron atenderlo. Los médicos le realizaron RCP y lo trasladaron de urgencia al Hospital Evita, pero no pudieron salvarle la vida. Eran las 21.45 cuando el médico de guardia certificó la muerte.

Los fiscales del caso con Verónica Ferrero, Martos y Sacco. En la acusación contra Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez, aseguran que está probado que “el día 26 de noviembre de 2021 entre las 17.30 y las 19.40 agredieron físicamente en forma conjunta al niño Abel Lucio Dupuy mediante golpes propinados con sus extremidades”.

Esos golpes le causaron “múltiples lesiones en abdomen; tórax; espalda; piernas; brazos, rostro y cráneo; hematomas en espalda con marca de impresión de calzado, edema cerebral con enclavamiento asociados a dichos golpes violentos y rotura hepática y hemoperitoneo, lesiones estas últimas que le ocasionaron la muerte, luego de un proceso de agonía”.

Hubo múltiples manifestaciones para pedir justicia por el crimen de Lucio . Foto: Diario Textual

Según la autopsia, en el momento de su muerte, el chico presentaba politraumatismos en distintas partes del cuerpo, lesiones producto de quemaduras de cigarrillos, mordeduras y hemorragia interna en varios órganos, producto de los golpes y abusos que recibía.

Tras concluir su trabajo, el médico a cargo del análisis forense, Juan Carlos Toulouse, reconoció que el caso lo conmovió: “En mis casi 30 años de profesión nunca vi algo así”, afirmó.

Según detalla el expediente, Lucio había recibido, previamente, atención médica en cinco oportunidades por distintas lesiones, indicio del maltrato que el niño vivía a diario.

La Pampa. Corresponsalía.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS