15.7 C
Argentina
InicioTecnologíaLa NASA revela nuevas imágenes de estrellas, galaxias y un exoplaneta

La NASA revela nuevas imágenes de estrellas, galaxias y un exoplaneta

Las fotos capturadas por el telescopio espacial James Webb asombran al mundo.

La presentación de las imágenes enviadas por el telescopio espacial James Webb. El descubrimiento de galaxias marca el comienzo de una nueva aventura científica. Foto: NASA / AFP

La agencia espacial de Estados Unidos NASA compartió este martes nuevas imágenes obtenidas por el telescopio espacial James Webb en las que se pueden observar estrellas, galaxias enteras y hasta un exoplaneta.

En la presentación de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio se dieron a conocer imágenes de dos nebulosas -unas muy fotogénicas y gigantescas nubes de polvo y gas donde nacen las estrellas-: la de Carina y la del Anillo Sur.

Leé también: La NASA dio a conocer la foto a color más profunda y nítida del universo

Imagen enviada por el Telescopio James Webb de una estrella en el centro de la nebulosa NGC 3132, publicada por la NASA este martes. Foto: (NASA / AFP)
Composición de la información captada por la Cámara del Infrarrojo Cercano (NIRCam) y el Instrumento del Infrarrojo Medio (MIRI) del Telescopio Espacial James Webb (JWST), que muestra un paisaje de “montañas” y “valles” salpicados de estrellas brillantes. (Foto: NASA/AFP)
Esta imagen publicada por la NASA el 12 de julio de 2022 muestra que la estrella más tenue en el centro de esta escena ha estado enviando anillos de gas y polvo durante miles de años en todas las direcciones, y el telescopio espacial James Webb (JWST) ha revelado por primera vez que esta estrella está cubierta de polvo. (Foto: NASA / AFP)
El telescopio espacial James Webb (JWST) ha revelado por primera vez el manto de polvo que rodea a la segunda estrella, mostrada a la izquierda en rojo, en el centro de la nebulosa del anillo sur. Se trata de una estrella enana blanca caliente y densa. (Foto: NASA / AFP)

Por último, el telescopio nos regaló una espectacular imagen del Quinteto de Stephan, un grupo de galaxias que interactúan entre sí.

Imagen compartida hoy por la NASA en la que se observa un grupo nucna antes visto de cinco galaxias. (Photo: NASA / AFP)

Qué significan las nuevas imágenes compartidas por la NASA

Desde el Planetario de la Ciudad de Buenos Aires destacaron la magnitud de lo que ya se considera un “hito histórico”.

“El telescopio James Webb revela no solo las imágenes más nítidas que jamás se han podido lograr obtener, sino las del Universo más temprano (más joven) que hemos detectado”, explicaron. “Estamos observando luz que ha viajado durante más de 13 mil millones de años por el espacio hasta llegar al telescopio. Eso implica observar cómo era el cosmos cuando tenía alrededor de 100 millones de años de edad. No es nada: ¡es casi el principio del Universo!”

El Planetario Galileo Galilei informó que: “Las imágenes del James Webb no tienen precedente. Jamás se había llegado a observar el Universo tan lejano, tan profundo, tan temprano, tan joven. El Webb es el telescopio más potente jamás construido, y eso significa que puede mirar más lejos que cualquier otro. Cuando uno “mira” muy lejos lo que está haciendo es mirar muy atrás en el tiempo. La luz en el vacío viaja a 300 mil km/s, es mucha velocidad, pero es finita, es decir, le lleva un tiempo ir de un lugar a otro. Por ejemplo, la luz del sol tarda aproximadamente 8 minutos en llegar hasta nosotros. La luz de las estrellas y galaxias que observó el james Webb tardó más de 13 mil millones de años en llegar hasta él. Eso implica que estamos viendo el Universo de hace ese entonces, que es un universo de unas centenas de millones de años nomás, muy, muy joven -la edad actual del universo es de alrededor de 13800 millones de años-”.

“Éste es el comienzo de una nueva era en el mundo de la astronomía y la cosmología porque hay preguntas que aún no tienen respuesta y que son la razón de la existencia del James Webb. Todavía no sabemos exactamente cuándo y cómo se crearon las primeras estrellas y galaxias, no sabemos con precisión cómo se forman los sistemas solares y cómo evolucionan, y conocemos bastante poco sobre los exoplanetas, los planetas que están fuera del sistema solar. Todas estas incógnitas podrán ser resueltas con las observaciones de este telescopio”.

“Además el Webb está pensado como una mejora al trabajo del Hubble, que es un telescopio que nos ha abierto al universo también, pero cuya precisión es más baja que la del Webb, y por eso si uno compara imágenes de ambos, el Webb ofrece una nitidez muchísimo mayor.Esperamos que en el futuro se nos revelen más porciones del Universo lejano y que con la información de este magnífico telescopio podamos ir entendiendo mejor qué es este Universo en el que vivimos, cómo evoluciona y esto quizás nos ayude a predecir qué le sucederá en el futuro. Está todo por verse, todo por aprender, ¡todo por disfrutar!

Por último, desde el Planetario nos contaron que: “Las imágenes que nos brinda el James Webb deben llenarnos de emoción. No sólo por lo que significan en sí mismas, por lo que nos están mostrando, sino también porque son el resultado del trabajo de muchos años de hombres y mujeres, de muchísimas nacionalidades que con un objetivo en común y compartiendo esa pasión por descubrir el Universo, llegan a revelar maravillas y correr el límite de lo posible. Eso es hacer ciencia”.

Fotogalería: Las nuevas imágenes que compartió la NASA

Lanzado en diciembre de 2021 desde la Guayana Francesa sobre un cochete Ariane 5, el telescopio James Webb orbita al Sol a una distancia de 1,6 millones de kilómetros de la Tierra, en una región del espacio conocida como el segundo punto de Lagrange.

Gracias a que tuvo un lanzamiento eficiente, la NASA estima que el propulsor del Webb puede tener una vida útil de 20 años, tiempo en el que trabajará junto a los telescopios Hubble y Spitzer para responder las preguntas fundamentales del cosmos.

El telescopio James Webb es considerado una maravilla de la ingeniería. Su costo total se estima en 10.000 millones de dólares, lo que lo convierte en la plataforma científica más costosa jamás construida, solo comparable con el Gran Colisionador de Hadrones de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN).

La publicación de estas sorprendentes imágenes marca el fin de muchos años de espera para astrónomos en todo el mundo y también el comienzo de una aventura científica.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS